SOFROLOGÍA COMO CIENCIA

Una definición de ciencia podría plantearse como el conjunto de conocimientos obtenidos ( métodos y técnicas ), mediante la observación de realidades, hechos y fenómenos, que podemos probar y evidenciar, con la finalidad de explicar de un modo razonable y riguroso el funcionamiento de las cosas ( universo, naturaleza y ser humano ) arrojando como conclusión unos principios y una leyes.

En la misma definición de ciencia, se encuentra implícito el método que ésta utiliza para llevar a cabo su proceso. Es el método científico.

La mejor manera de definir y explicar la ciencia, y distinguirla de las seudociencias, fraudes científicos y charlatanerías, es a través del método que utilice. El método científico es el que garantiza la consolidación de una ciencia..

La Sofrología, como propuesta científica, afirma, sostiene y mantiene unos principios que únicamente mediante una metodología científica, según su base médica le induce, puede discurrir, desarrollarse, innovarse y evolucionar.

El proceso metodológico de la Sofrología como propuesta científica es el siguiente:

Se lleva a cabo la observación de unos fenómenos que llegan a la consciencia y el estudio de la consciencia propiamente dicha.

Se plantean como objetivos a conseguir ciertas circunstancias, problemas y realidades que ocurren desde y en el cerebro humano, y en  y desde el comportamiento humano

Establece una propuesta epistemológica (fundamentos y metodología), para dar solución a los fenómenos anteriormente citados.

Plantea respuestas prácticas argumentadas por sólidas teorías médico-psicológicas.

Experimenta con estas teorías, investiga con ellas, recopila datos, utiliza instrumentos, y organiza esta base de información para su desarrollo.

Valora datos objetivos previos, aplica la metodología establecida, informa de su aplicación y contenidos y, al final emite un resultado de lo realizado.

Reflexiona sobre los datos y resultados obtenidos, contrastándolos con otros profesionales.

Verifica y construye modelos de posible aplicación práctica renovando en virtud de sus investigaciones y sus desarrollos.

Plantea áreas de aplicación de su metodología.

Lleva a cabo una posible replicación, repetición y reproducción de lo investigado, como demostración de que los resultados de la aplicación de la metodología mantenida, no son sucesos estocásticos.

Obtiene como resultados de las aplicaciones de la metodología sofrológica, unas conclusiones, unas consecuencias y la consecución de unos objetivos.

Por último, la Sofrología describe, explica, difunde y comunica a los profesionales de la salud, sus resultados, como consecuencia de la aplicación de su metodología,  fundamentada en sus principios médicos y psicológicos y la obtención de unos objetivos.

En base a todo ello, la propuesta científica sofrológica está avalada de origen por científicos de prestigio acreditado, tiene un bagaje de más de cuarenta años de estudio, trabajo e investigación. Una formación de cerca de 2500 profesionales de la salud. Una aplicación clínica en cerca de 4500 niños y más de 10000 adultos. La aplicación en ámbitos deportivos con resultados reconocidos (JJ.OO Barcelona 92). El reconocimiento de la comunidad científica pediátrica de sus trabajos e investigaciones, con la medalla de oro y el primer premio en el XIV congreso internacional de pediatría. El reconocimiento actual de Colegios de Médicos, Universidades y organismos públicos que acreditan su existencia. Y el acervo de volúmenes publicados, trabajos, artículos y comunicaciones científicas que obran en poder del archivo de esta escuela.

Es por todo ello que, si no estuviéramos en presencia de un rigor científico que llevase a cabo los principales pasos del método científico: observación, hipótesis, predicción, verificación, replicación y conclusión, en relación con una propuesta,  debería de originar la incredulidad de sus teorías y métodos.

Esto es lo que ha de diferenciar a la, a pesar de su evolución, aún joven, propuesta científica sofrológica, de otras que no cumplen el rigor del que desde su origen, en el estricto ámbito de la medicina, la sofrología ha perseguido y persigue.

                  Dr. J. Alberto Gª Álvarez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *