Fundamentos

El fundamento es simplemente ENSEÑAR al ser humano algo tan sencillo como que él es el único dueño de sí mismo.

El individuo dispone de MECANISMOS  con los que modificar sus estados de ansiedad y afectaciones del ánimo, a través de la acción de su cuerpo y de su mente.

Se proporciona unas herramientas ( TÉCNICAS Y MÉTODOS ) que llevadas a cabo y aplicadas cotidianamente, contribuyan a un EQUILIBRIO MENTAL Y EMOCIONAL.

El alumno-paciente va potenciando sus sensaciones y sentimientos de AUTOCONTROL, AUTOCONFIANZA Y AUTOSEGURIDAD, consiguiendo una mejor predisposición para la toma de decisiones, creatividad y adecuada AUTOESTIMA

Su fundamentación científica se basa en conceptos y teorías PSICO-NEURO-FISIOLÓGICAS, en la Teoría de la PLASTICIDAD CEREBRAL y en la RELACIÓN PSICOSOMÁTICA Y SOMATOPSÍQUICA, ampliamente estudiados por corrientes Neurocientíficas actuales.

Existe una relación conocida MENTE Y CUERPO, que establece un vínculo directo entre el cerebro, la mente y el resto del cuerpo. Esta relación provoca los trastornos psicosomáticos que aparecen como una alteración física, debida a un desorden psíquico.

Por lo tanto si existe esta vinculación MENTE-CUERPO (PSICOSOMÁTICA) Y CUERPO-MENTE (SOMATOPSÍQUICA), la Sofrología establece  el camino somatopsíquico, por el cual el abordaje de la mente es menos difícil a partir de las sensaciones y el trabajo sobre la consciencia del esquema corporal. Es decir, a través del reconocimiento de las sensaciones y percepciones del propio cuerpo equilibrado.

Se trabaja pues,  sobre un estado basal de Relajación en el cual la consciencia es más permeable a recibir un entrenamiento y una educación.